656 33 07 97

Configuraciones Sistémicas y Arquetípicas – Risoterapia – Constelaciones Familiares

Acompañamiento y Asesoramiento Sistémico, Grupal e Individual

Arquetipos

 Carl Gustav Jung se dedicó a la exploración del espacio interno acompañado de las teorías Freudianas – además de sus conocimientos sobre mitología, filosofía y religión- logrando tener un sentido amplio y profundo del inconsciente y sus hábitos; y se ocupó de mostrar la expresión del mismo de manera simbólica…los Arquetipos

Jung desarrolló la teoría sobre la personalidad múltiple del individuo, en la que se contempla que en cada uno de nosotros moran distintas “personas”- ideas y patrones de conductas emocionales- independientemente del sexo, religión o cultura, ya que estos patrones de conductas son inherentes a la psique humana. Luego, somos el resultado de las muchas “personas” que habitan nuestro espacio interno.

Estas personas internas, Arquetipos, tienen diferentes actitudes, gustos, aficiones, cualidades, y generalmente no suelen estar en armonía entre sí, ni nosotros nos relacionamos de la misma manera con cada una de ellas, entre otras cosas porque hay algunas de ellas que no la reconocemos en nosotros, otras que aun reconociéndolas no nos permitimos mostrarlas al mundo, otras que están deseando que las miremos y las tengamos en cuenta, otras que por la mala fama que pueden crearnos ni siquiera las aceptamos, etc… Están esperando a que las miremos, reconozcamos, atendamos, a que dejemos de temerlas y cesemos de esconderlas, otras quieren que las reconciliemos entre ellas porque están enfrentadas… Todos esos desacuerdos, ese desorden que se gesta internamente en cada uno de nosotros, dan lugar a que vivamos conflictos a niveles internos que frecuentemente se manifiestan en el exterior.

Por tanto, cuanto más atendidas y reconocidas estén nuestras personas internas menos nos llamarán la atención a través de conflictos con personas en el exterior. Es decir, cuanto mejor me relacione con mis personas internas, Arquetipos, y más armonía exista en mi “sistema familiar interno” más saludable será mi interrelación con todo lo que forma parte de mi mundo externo.  Y es a través de las

Configuraciones arquetípicas que existe la posibilidad de trabajar nuestro sistema familiar interno.

El Guerrero, La Amante, El Mediador, La Madre, El Rey, La Servidora, La Pareja, El Seductor, El Predicador, El Maestro, El Bufón, El Ángel… 12 Arquetipos, 12 personas internas que moran en nosotros. A estas personas internas le ponemos imagen, estas imágenes nos ayudan a conocernos mejor, a ver qué se está manifestando de mí en el problema que me ocupa y a comprender el significado de mis conflictos. Concretamente utilizamos las imágenes Arquetípicas con símbolos astrológicos de SYMBOLON “El Juego del Recuerdo”, creación de Peter Orban e Ingrid Zinnel psicólogos y apasionados de la astrología y de la pintora Thea Weller.

Si necesitas saber cómo se encuentra tu Arquetipo LA AMANTE, si está, o no, reclamando tu atención a través de conflictos relacionales, problemas o situaciones en el exterior que traban el fluir natural de tu BienEstar; si no te autovaloras; si estás en una etapa de excesos que te está creando problemas; si no te permites disfrutar de los placeres que te ofrece la vida; si tu confianza está mermada y tus relaciones sociales no son como tú deseas, las sesiones grupales de Configuraciones arquetípicas pueden resultarte de gran ayuda.  

 El Mediador, la misión de esta persona interna es la de ser portadora de mensajes y transmitir conocimientos. Se le identifica con la comunicación intelectual, siendo también una característica suya la elocuencia. Posee una gran capacidad de adaptación a los cambios, para los cuales precisa no sentir compromisos estables. Y para que se sienta fortalecido ha de tener claro que es tan solo el mediador, que lo importantees el mensaje no el mensajero.

Este Arquetipo se manifiesta en nuestro mundo exterior a través de nuestra manerade comunicarnos e intercambio de ideas con las demás personas. Además, se encarga de nuestro proceso de pensamientos y de cómo aprendemos.

Cuando no te agrada tu situación actual, cuando la vida te parece aburrida, superflua,o quizás complicada de transitar, de algún modo estás bloqueando a tu mensajero.

Entonces, tu manera de comunicarte con el mundo pueda ser un tanto atropellada, quizás teñida de exageración, cinismo y mentiras.

Si reconoces y aceptas a esta persona interna podrás mirarte y mirar tu situación desde una postura neutral, porque tu mediador interno es capaz de unir lo consciente con lo inconsciente, logrando la ligereza y habilidad necesarias para realizar el camino que debes seguir.

¿Cómo te comunicas contigo mism@? ¿Te mientes, te cuesta trabajo ordenar tus pensamientos? Y con las personas, ¿te comunicas de manera elocuente o desde la charlatanería? ¿Qué resulta de todo ello? Las respuestas irán en consonancia a cómo tengas de reconocido a tu Mediador.

Si necesitas saber cómo se encuentra tu Arquetipo EL MEDIADOR, si está, o no, reclamando tu atención a través de conflictos relacionales, problemas o situaciones en el exterior que traban el fluir natural de tu BienEstar; si no te comunicas de manera afectiva y efectiva; si no eres capaz de ser objetiv@ con tu situación actual; si te cuesta salir de tu zona de confort, las sesiones grupales de  Configuraciones arquetípicas pueden serte de gran ayuda.

La Madre, el/la niño/a interior; indisoluble este par. Este Arquetipo nos habla sobre nuestro niño/a interno/a, de sus heridas no sanadas y sus reprimidos sentimientos; de sus necesidades de sentirse protegido/a y amado/a; de nuestra parte más inconsciente.
Para desarrollar un proceso de crecimiento personal es preciso reconocer y atender a esa parte inconsciente, simbolizado por nuestro/a niño/a interno/a. Si no le reconocemos y atendemos, si no le permitimos expresarse, se va a manifestar a través de dolores de barriga, corazón y rabia incontrolada.

Esta persona interna está vinculada a la feminidad, los sentimientos, la intuición, la aceptación, la maternidad,

¿Reconoces y atiendes a tu niño/ interno/a o No?¿Te permites fluir con tu intuición o No?¿Manifiestas tu parte femenina o NO?

Si necesitas saber cómo se encuentra tu Arquetipo LA MADRE, si está, o no, reclamando tu atención a través de conflictos relacionales, problemas o situaciones en el exterior que traban el fluir natural de tu BienEstar; si sientes que aún hay heridas dentro de ti por sanar; si observas que reclamas excesivas atenciones y tienes mucha necesidad de ser protegido/a por tu pareja o incluso por tus hijos/as; si la rabia está muy presente en tu vida; las sesiones grupales de configuraciones arquetípicas pueden serte de gran ayuda.

¿Sientes que tu vitalidad, creatividad y alegría de vivir están mermadas?¿Qué tal está tu capacidad de liderazgo?¿confías en ti mism@?¿Cómo te relacionas con los demás, eres dictatorial, sever@, autoritari@? ¿Qué tal es tu relación con todo lo que representa la autoridad? ¿Vives una situación de sometimiento, de exceso de control? Las respuestas dadas a estas preguntas están relacionadas con cómo se encuentra tu Arquetipo Rey-Ego.

Este Arquetipo siente el deseo de ser la más poderosa de las 12 personas internas.

Su lema es “Yo quiero”, “Yo soy” y actúa ordenando a las demás Arquetipos.

Su ansias de poder puede impedirle que exprese su identidad, su ser, en definitiva mirar dentro de si mism@.

Si en ti existe una actitud excesivamente dominante cabe la posibilidad que estés perdiendo el amor hacia ti mism@, percibiendo cómo tu vitalidad y alegría de vivir se encuentran bastante debilitadas.

Si necesitas saber cómo se encuentra tu Arquetipo EL REY-EGO, si está, o no, recla- mando tu atención a través de conflictos conductuales, problemas o situaciones en el exterior que traban el fluir natural de tu BienEstar; si sientes que tu actitud es tirana; si tu relación con la autoridad no es fluida; si tienes poca confianza en ti mism@; las sesiones grupales de configuraciones arquetípicas pueden serte de gran ayuda.

 ¿En tu vida prevalece el caos o el orden? ¿Cómo fluyes con tu vida cotidiana?

¿Tienes problemas con la aceptación de tu realidad? ¿Qué tal va tu dosis de humildad? ¿Te obsesiona la limpieza, el orden, los detalles?

La Servidora es el Arquetipo encargado de mantener el orden y la moralidad en nuestro sistema familiar interno. Si esta persona interna se encuentra debilitada, si necesita llamarnos la atención por algún motivo, probablemente se manifieste produciendo tanto el caos interno como externo.

Esta persona interna es nuestra mejor centinela, nos avisa de peligros, aunque puede ponerse exagerada y hacer saltar falsas alarmas. También hay que estar atent@s a este Arquetipo que puede llegar a ocupar, dentro de nosotros, más espacio del que le corresponde, llegando a ordenar y organizar nuestra vida hasta tal punto que nos quitará la alegría de vivir.

Si necesitas saber cómo se encuentra tu Arquetipo LA SERVIDORA, si está, o no, reclamando tu atención a través de conflictos conductuales, problemas o situaciones en el exterior que traban el fluir natural de tu BienEstar; si sientes que tu actitud es obsesiva con respecto a la limpieza, a la salud ; si observas que tiendes a controlar en exceso; si te cuesta aceptar tu realidad; las sesiones grupales deconfiguraciones arquetípicas pueden serte de gran ayuda.

¿Sientes a menudo que es el-la otro-a -tu pareja, madre, padre, hermanos, jefe, compañero-a, hijos, etc…- el causante de tu malestar?¿Eres capaz de identificar aquello que ves en los demás como algo que tiene que ver contigo mismo-a? ¿Qué tal gestionas para alcanzar la armonía en tu entorno?

Este Arquetipo, La Pareja, es el encargado de uno de los principales temas de la humanidad: “LA OTRA PERSONA EN MÍ”.

Hay una parte de mí desconocida, que no encuentro en mi interior y que se manifiesta en el exterior en la persona que escogemos como pareja. Esta no es solo una pareja sentimental, sino que se presenta en relaciones: jefe-empleado, amigo-enemigo, cliente-terapeuta.

Esta persona interna nos insta a mirarnos en el-la otro-a como en un espejo, y que seamos capaces de reconocer que lo veo ahí también soy yo; que lo que ves frente a ti es un mensaje que tiene que ver contigo.

La misión de este Arquetipo es unir lo desunido y así crear relaciones armoniosas.

Si necesitas saber cómo se encuentra tu Arquetipo LA PAREJA, si está, o no, reclamando tu atención a través de conflictos conductuales y relacionales, problemas o situaciones en el exterior que traban el fluir natural de tu BienEstar; las sesiones grupales de configuraciones arquetípicas pueden serte de gran ayuda

¿Hay alguna idea que te obsesione? ¿Sientes ganas de dejar de vivir? ¿Te cuesta vivir el presente? ¿Quieres ser mejor de lo que ERES? ¿Te cuesta realizar cambios?

¿Te empeñas en cambiar a los demás? ¿Gestionas saludablemente tu sexualidad?

¿Y tu pasión, la llevas a tal extremo que los celos se hacen presente?

El Seductor es la persona interna empecinada en alejarnos de la vida. Proponiéndonos cómo debería ser nuestra vida y alejándonos de la realidad. Nos lleva al futuro, a un futuro que nos pinta muy atractivo…”todo será mucho mejor mañana”, incluso nos alienta a ser MEJORES sumergiéndonos en fantasías. Con tal de alejarnos del presente, cualquier propuesta nos puede presentar.

El lema de este Arquetipo es: “dame vitalidad y te ayudo a lograr tu objetivo”, el objetivo se refiere a esa idea fija y obsesiva. Posee un gran magnetismo, lo que puede aprovechar para manipular a su conveniencia.

Pero tiene una maravillosa tarea, debilitar la subjetividad del Ego y tras surgir la amplitud de miras puede nacer una nueva consciencia. Es capaz de resurgir de una crisis o de un acontecimiento traumático logrando una total transformación.

Si necesitas saber cómo se encuentra tu Arquetipo EL SEDUCTOR, si está, o no, reclamando tu atención a través de conflictos conductuales y relacionales, problemas o situaciones en el exterior que traban el fluir natural de tu BienEstar; las sesiones grupales de configuraciones arquetípicas pueden serte de gran ayuda.

¿Te sientes superior a las demás personas? ¿Te crees en poder de la verdad?

¿Qué tal tu intolerancia con respecto a otras creencias, visiones y opiniones sobre otras religiones o filosofías que tú profesas? ¿Intentas convencer a los demás de tu “verdad”?

 Este Arquetipo, El Predicador, tiene una pregunta latente: ¿Quién soy yo en realidad? Esta figura interna se ofrece a ser puente entre lo espiritual y lo terrenal.

Quiere recordarnos nuestro origen divino. Y en ocasiones se enfrasca en todo tipo de filosofías y religiones buscando la respuesta a la constante pregunta. Y cuando cree haber encontrado la verdad, la respuesta, comienza a misionar a los demás dejando de preguntarse y eso le lleva a dejar de mirar hacia su interior.

 El Predicador, cuando se mantiene buceando en el interior, logra encontrarse con las demás personas internas, reconociendo todos y cada uno de sus yo, estando de este modo más cerca de la respuesta a la latente pregunta.

Si necesitas saber cómo se encuentra tu Arquetipo EL PREDICADOR, si está,  o no, reclamando tu atención a través de conflictos conductuales y relacionales, problemas o situaciones en el exterior que traban el fluir natural de tu BienEstar; las sesiones grupales de configuraciones arquetípicas pueden serte de gran ayuda.

¿Te volviste de carácter duro, pesimista? ¿Vives en la queja? ¿Te pesa la responsabilidad? ¿Está debilitada tu fuerza de voluntad, tu concentración, tu constancia?¿Qué tal te relacionas con las normas establecidas? ¿Te estás haciendo cargo de tu vida o estás en actitud de víctima? ¿Sientes que el mundo es cruel, injusto, duro contigo?

Este Arquetipo, El Maestro, representa a las leyes que están por encima de nuestros deseos y sentimientos subjetivos, leyes inamovibles bajo las que se rige el ser humano, es la llamada “fuerza del destino”, y está en nuestro interior aceptarlas y reconciliarnos con ellas. La fuerza del destino nos insta a que asumamos nuestra responsabilidad por lo que somos y por lo que sucede.

Esta persona interna, cuando no asumimos nuestra responsabilidad, nos recuerdo que existe un orden superior que tenemos que acatar, luego, no podemos hacer lo que nos venga en ganas.

El Maestro también nos habla del paso del tiempo y de la muerte, dos conceptos que cuando se comprenden nos hacen llegar hasta la sabiduría de este viejo maestro.

Si necesitas saber cómo se encuentra tu Arquetipo EL MAESTRO, si está, o no,

reclamando tu atención a través de conflictos conductuales y relacionales, problemas o situaciones en el exterior que traban el fluir natural de tu BienEstar; las sesiones grupales de configuraciones arquetípicas pueden serte de gran ayuda.

Gracias

Share This